aromaterapia, belleza natural, estetica

Consejos para un bronceado perfecto y saludable

Mujer vista de arriba junto a piscina tomando el sol en toalla

Va llegando el verano, y ya es hora de ponerse manos a la obra y preparar la piel si quieres conseguir un bronceado perfecto; así que pónte las pilas porque de ésta forma evitarás que te salgan parches en la piel y conseguirás un bronceado muy luminoso y una piel de seda.

Antes de someter a tu cuerpo a una exposición solar, debes realizar una serie de cuidados cuyo objetivo es conseguir un bronceado uniforme de forma eficaz y segura, preparando la piel antes, durante y después de la exposición, de dentro hacia fuera.

Una alimentación cuidada es fundamental para una piel bronceada y sana, ya que la ingesta de determinados alimentos contribuye a preparar la piel para recibir la radiación solar.

Una turista tranquila y de cuerpo delgado disfruta de un buen día de verano en la laguna, se relaja al aire libre en la playa, sueña con algo agradable, usa gafas de sol protectoras y traje de baño, toma el sol

Es importante ingerir una dieta rica en frutas y verduras que contengan gran cantidad de agua como la sandía, la manzana o el tomate, así como beber 2 litros diarios de agua para ayudar a mantener una hidratación profunda de la piel.

El verano es la época ideal para disfrutar del sol y obtener ese bronceado dorado que tanto nos gusta. Sin embargo, es fundamental hacerlo de manera segura para evitar daños en la piel.

Aquí tienes una guía detallada para conseguir un bronceado perfecto y saludable.

Prepara tu Piel para el Sol

Consejo: Antes de exponerte al sol, prepara tu piel con una buena exfoliación. Esto ayudará a eliminar las células muertas y a conseguir un bronceado más uniforme.

Cómo hacerlo: Utiliza un exfoliante suave, preferiblemente uno natural, dos veces por semana. Ingredientes como la sal marina y la miel son excelentes opciones. Masajea suavemente en movimientos circulares y enjuaga con agua tibia.

¿Cada cuánto debo exfoliarme?

Dos veces por semana es suficiente. No exfolies demasiado para no irritar la piel.


Hidratación Constante

Consejo: Mantén tu piel hidratada tanto antes como después de la exposición al sol. Una piel bien hidratada se broncea mejor y se mantiene más saludable.

Cómo hacerlo: Aplica una crema hidratante rica en ingredientes como aloe vera, aceite de coco o manteca de karité todos los días.

Después de exponerte al sol, opta por productos aftersun para calmar e hidratar la piel.

Producto recomendado: Crema hidratante con aloe vera y vitamina E. Estos ingredientes son conocidos por sus propiedades hidratantes y calmantes.

¿Es necesario usar una crema hidratante específica para después del sol?

Sí, los productos aftersun están formulados para calmar la piel y reducir el daño solar.


Protección Solar Adecuada

Consejo: Utiliza siempre un protector solar de amplio espectro con un SPF adecuado para tu tipo de piel.

Aplícalo generosamente y reaplica cada dos horas, especialmente después de nadar o sudar.

Cómo hacerlo: Aplica el protector solar mineral al menos 30 minutos antes de salir al sol. No olvides áreas como el escote, las orejas y el empeine.

Producto recomendado: Protector solar con SPF 50 para una protección máxima. Busca productos que sean resistentes al agua y no comedogénicos.

¿Debo usar protector solar incluso si quiero broncearme?

Sí, el protector solar permite un bronceado gradual y seguro, evitando quemaduras y daños a largo plazo.


Evita las Horas Pico

Consejo: Los rayos solares son más fuertes entre las 10 a.m. y las 4 p.m. Trata de evitar la exposición directa durante estas horas para minimizar el riesgo de quemaduras y daños en la piel.

Cómo hacerlo: Planea tus actividades al aire libre temprano en la mañana o al final de la tarde.

Si debes estar al sol durante las horas pico, asegúrate de usar protección adicional como sombreros y ropa ligera pero de manga larga.

¿Qué tipo de ropa es mejor para protegerme del sol?

Ropa ligera y de colores claros, preferiblemente con protección UV incorporada.


Bodegón de verduras y frutas sobre mesa negra

Alimentos que deberías tomar para conseguir un bronceado perfecto:

Betacaroteno: contiene vitamina A y actúan como antioxidantes en nuestro organismo. Estimulan la producción de melanina y tiene propiedades antioxidantes. Puedes encontrarlos en frutas y hortalizas de color anaranjado y rojo como la zanahoria o la calabaza.

Vitamina C: protege las fibras de colágeno y elastina de la dermis contra los efectos nocivos de la radiación solar. Se encuentra en frutas como el kiwi y en los cítricos.

Vitamina E: tiene la capacidad de bloquear el paso de los radicales libres, mejorando la tolerancia al sol de la piel. Se encuentra en legumbres, cereales y frutos secos.

Omega 3: previene el envejecimiento cutáneo, la sequedad y la pérdida de vitalidad de la dermis.

Vitamina B: contribuye a la hidratación de la piel y protege de la irritación.

Polifenoles: están presente en el té verde, intervienen en la protección frente a los rayos UV.


Cuidados Post-Exposición Solar

Consejo: Después de un día de sol, tu piel necesita cuidados especiales para recuperarse y mantenerse sana.

Cómo hacerlo: Usa productos aftersun con ingredientes calmantes como aloe vera y caléndula. Toma una ducha fresca y aplica una crema hidratante rica en antioxidantes.

Producto recomendado: Gel aftersun con aloe vera y vitamina E. Estos ingredientes ayudan a calmar la piel y reducir la inflamación.

¿Qué debo hacer si me quemo?

Aplica compresas frías, usa productos calmantes como aloe vera, y mantén la piel hidratada. Evita la exposición al sol hasta que la piel se recupere completamente.

Conclusión

Lograr un bronceado perfecto y saludable no es imposible, pero requiere de cuidados y precauciones específicas. Siguiendo estos consejos prácticos, puedes disfrutar del sol y lucir una piel bronceada sin comprometer su salud.

Recuerda siempre proteger, hidratar y nutrir tu piel para mantenerla radiante y sana.


¡Suscríbete para recibir las últimas noticias y ofertas exclusivas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *