belleza natural, cosmética natural, recetas y trucos naturales

¿Sabes que alimentos oxidan tu piel?


Las patatas fritas, las carnes procesadas, los productos azucarados, los salados, la comida basura… Todos ellos son alimentos que envejecen la piel, además de afectar a tu salud en general, y que, por lo tanto, debes desterrar de tu dieta. Puede que te resulte un tanto sacrificado, pero los resultados se harán notar rápidamente en tu piel y, sin duda, el esfuerzo valdrá la pena. Vamos a ahondar algo más en ello.

MALA DIETA Y EL ENVEJECIMIENTO
Ya sabrás que nuestra dieta repercute en nuestra salud. Nuestra piel, por ser el órgano más grande y además evidente a simple vista, refleja de forma muy clara los efectos de los alimentos nocivos. Así, los expertos en dermatología aseguran que una alimentación escasa en antioxidantes, con excesiva grasa proinflamatoria, hipercalórica, y con gran presencia de aditivos aceleran el envejecimiento. Toma nota de algunos de ellos. Por supuesto, luego te contaremos cuáles te pueden ayudar a cuidar tu piel.

CARNES PROCESADAS
Aunque te puedan parecer bocados exquisitos, tienen sus contrapartidas en nuestra salud. De hecho, en ellas encontramos ácido araquidónico, un tipo de grasa proinflamatoria cuyo consumo excesivo provoca una inflamación crónica que puede ocasionar patologías como la obesidad, enfermedades reumáticas, digestivas o cardiovasculares.

También nuestra piel sufre con el abuso de las carnes procesadas, pues afectan al colágeno, lo que se traduce en arrugas y pérdida de firmeza.

PATATAS FRITAS
Hay que reconocer que las adictivas patatas fritas están muy ricas, pero su consumo en exceso tiene repercusiones en la piel. De hecho, según se desprende de un estudio realizado por la Universidad de Lille 2 (Francia), los alimentos ricos en almidón, como son las patatas, favorecen el envejecimiento celular si se cocinan a más de 120º C.

Para colmo, hablamos de un alimento con mucha sal, que también perjudica a nuestra epidermis. Lo vemos a continuación.

ALIMENTOS SALADOS
En este caso, echamos mano de las investigaciones realizadas por la Asociación Americana del Corazón que afirma que el consumo excesivo de alimentos salados es un posible desencadenante del envejecimiento celular.

Por lo tanto, conviene reducir su ingesta y reemplazar la sal por especias o hierbas que también dotan de sabor a los platos y resultan mucho más saludables.

BEBIDAS AZUCARADAS
Aquí el problema reside en el azúcar, ya que este reduce los niveles de elastina y colágeno de la piel, según estudios, las conclusiones son contundentes, y es que las personas con un nivel elevado de glucosa en el organismo aparentan más edad que aquellas que tienen los mismos años, pero presentan unos índices de azúcar más bajos.

En la misma línea podemos situar la bollería industrial. Por cierto, los dulces y pasteles caseros elaborados con azúcar pueden resultar igual de dañinos para tu piel que los que compras en el supermercado. Aunque es cierto que a nadie le amarga un dulce, no abuses de su consumo.

ALIMENTOS QUE NOS REJUVENECEN
Dicho esto, ¿qué comemos en su lugar? Pues de manera rápida te podemos decir que las frutas y verduras son perfectas para combatir los efectos del paso de los años. Por lo tanto, que no te falten los cítricos, las fresas, los tomates, las zanahorias, el brócoli, los arándanos, el aguacate, las verduras de hoja verde… Procura hacerte con toda la gama de colores. Ingiere, asimismo, carnes magras y pescado rico en omega 3. Por supuesto, evita freír estos alimentos para que no resulten excesivamente grasos y produzcan acidez en tu organismo. La plancha o el horno te servirán a las mil maravillas para conservar sus nutrientes sin añadir calorías innecesarias al producto.

Los huevos también son estupendos aliados para prevenir la aparición de arrugas o retrasar su irrupción, pues ayudan a conservar la elasticidad y la tonalidad de la piel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *