belleza natural, cosmética natural, estetica

Cuidado de manchas pre-verano


Con el verano llega el buen tiempo, el sol, y una mayor predisposición y ocasiones a disfrutarlo, exponemos más zonas del cuerpo a diario con solo salir a dar un paseo, o lo tomamos buscando el deseado bronceado.

Para ello, sabemos que debemos hacerlo siempre protegiendo nuestra piel con un buen fotoprotector, pero la prevención y el cuidado de las manchas y las cicatrices merece una atención especial, ya que el astro rey puede no tener nada bueno que ofrecerles, y si demasiados perjuicios.

En Mar Galisteo queremos que te cuides y disfrutes de una piel sana y bella, y para ello es importante comprenderla más y mejor.

Las manchas son acúmulos irregulares de melanina en la piel, pueden aparecer en cualquier parte del rostro y del cuerpo, y deberse a muchos factores, aunque los rayos UV son su gran generador y aliado de su empeoramiento. La protección solar es el pilar maestro de su prevención y cuidado.

MANCHAS Y VERANO

Melasma: Una de las más comunes en el rostro, especialmente en mujeres y que a menudo aparecen durante el embarazo o la menopausia debido a las alteraciones hormonales propias de estos periodos, que favorecen el daño a los melanocitos formándolas y que empeoran con el sol.

Manchas solares: Son debidas a una producción y acúmulo irregular de melanina debidas al exceso de radiación solar que va mermando la capacidad de dispersión y reabsorción de la misma con el tiempo, por lo que suelen aparecer tiempo después de habernos excedido en la exposición, y especialmente cuando el daño solar acumulado es de años o décadas.

Lunares y pecas: Aunque todos tenemos lunares y muchas personas pecas, y en general no suponen un problema, precisan de una vigilancia regular y de máxima protección para impedir que la radiación solar no los agrave o los decline en formas cancerosas.

Léntigos: Los léntigos solares o manchas seniles, suelen aparecer en las áreas más expuestas, como rostro, manos o cuero cabelludo y son resultado de la acumulación de radiación solar durante la vida y la merma en la capacidad de producción, distribución y reabsorción de los melanocitos y la melanina.

Vitíligo: Aunque visualmente se presenta en forma de manchas o parches más claros que el color de la piel natural, no son manchas en sí, sino todo lo contrario. Se deben a una despigmentación progresiva de la piel de la persona afectada por esta enfermedad, dejándola desprovista de protección natural alguna frente a los UV, por lo que evitar el sol y protegerse con altos índices es una prioridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.